Abrir una empresa en Colombia es un emocionante paso hacia el mundo empresarial, pero antes de embarcarte en esta aventura, es esencial seguir una serie de pasos clave. Esta guía detallada te proporcionará una visión completa del proceso para que puedas emprender tu nueva empresa con confianza.

Servicios asociados:

Define el Tipo de Sociedad

El primer paso crucial en la creación de una empresa en Colombia es definir el tipo de sociedad que mejor se adapte a tus necesidades. Aquí hay una descripción más detallada de los tipos de sociedades más comunes:

Sociedad por Acciones Simplificada (SAS)

La SAS es una elección popular debido a su flexibilidad en constitución y administración. Su principal ventaja radica en que permite a los accionistas establecer el funcionamiento y la estructura de la empresa a través de los estatutos, dándoles una gran libertad en la toma de decisiones.

Sociedad de Responsabilidad Limitada

Esta opción ofrece a los socios limitación de responsabilidad, lo que significa que su responsabilidad está restringida al monto de su inversión. Esto proporciona una capa de protección personal para los accionistas.

Sociedad Anónima

La Sociedad Anónima emite acciones al público y permite la participación de numerosos accionistas. Su estructura facilita la obtención de capital mediante la emisión de acciones en el mercado bursátil.

Sucursales de Sociedades Extranjeras

Estas sucursales son extensiones de la matriz extranjera en Colombia. Aunque carecen de personalidad jurídica colombiana, obtienen un Registro Único Tributario (RUT) y NIT para sus operaciones.

Cada tipo de sociedad tiene requisitos y ventajas específicas, por lo que es crucial elegir la que mejor se adapte a tus objetivos empresariales.

Abrir empresa en Colombia
Abrir empresa en Colombia

Elige el Nombre de la Sociedad

Una vez que hayas definido el tipo de sociedad, el siguiente paso es elegir un nombre único y distintivo. Verifica la disponibilidad en el Registro Único Empresarial y Social (RUES) para evitar homonimias. Además, asegúrate de incluir las siglas correspondientes al tipo social elegido para una identificación clara. Si te interesa, en este artículo hablamos en profundidad sobre cómo internacionalizar tú empresa en Latinoamérica.

Registro de Marca

Si tienes una marca que deseas proteger, el siguiente paso es registrarla. Este proceso otorga derechos de utilización durante diez años y es esencial para salvaguardar la identidad de tu empresa. Puedes realizar este trámite a través del enlace proporcionado por el Gobierno colombiano.

Determinación de la Actividad Empresarial

Define claramente la actividad que realizará tu empresa utilizando el Código Industrial Internacional Uniforme (CIIU). Esta clasificación es necesaria para la inscripción y te ayudará a establecer los fundamentos de tu negocio.

Registro en la Cámara de Comercio

Una vez definido el tipo de sociedad, el nombre, y registrada la marca, el siguiente paso crucial es el trámite de constitución en la Cámara de Comercio. Dependiendo del tipo de sociedad, los documentos requeridos varían, desde los documentos de identidad de los socios hasta el contrato privado de constitución en escritura pública. La Cámara de Comercio preparará la documentación para obtener el Pre-NIT, equivalente al CIF en España, que se presentará luego en la DIAN.

Es vital decidir la entidad bancaria con la que trabajarás, ya que es obligatorio tener una cuenta bancaria colombiana. La Cámara de Comercio, con copias de la documentación entregada, realiza un estudio para verificar la exactitud de los datos, un proceso que generalmente toma entre 24 y 48 horas.

Registro en la DIAN

La Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN) es la siguiente parada en tu camino hacia la apertura de la empresa. Utilizando el Pre-NIT, se solicita el Pre-RUT, y se presenta una factura de suministro público para inscribir el domicilio social. El RUT definitivo y el NIT se obtienen después de seguir estos pasos, y con ellos, se pueden realizar los trámites para inscribir la sociedad en el Registro Mercantil.

Costos y Obligaciones

Abrir una empresa conlleva ciertos costos y obligaciones. La Matrícula Mercantil, derechos de registro y matrícula, junto con la inscripción de los libros contables, son parte de los gastos que debes considerar. Toda inversión extranjera debe declararse al Banco de la República, y cualquier pago al exterior desde Colombia también debe informarse para evitar sanciones económicas graves.

Cumplimiento Tributario: Impuestos y Obligaciones Financieras

Con la empresa en proceso de constitución, es crucial comprender las obligaciones tributarias y financieras que seguirán. La DIAN, encargada de las recaudaciones tributarias y aduaneras, juega un papel fundamental en este aspecto.

Si necesitas una asesoría fiscal, te recomendamos que leas este artículo sobre asesoramiento fiscal en Latinoamérica.

Presentación del RUT y Cumplimiento Tributario

Con el Registro Único Tributario (RUT), obtenido a través del Pre-NIT, se inicia el cumplimiento tributario. Este número de identificación tributaria es esencial para que la DIAN ejerza funciones de control y para que la empresa cumpla con sus obligaciones tributarias.

Factura de Suministro y Domicilio Social

Presentar una factura de suministro público de menos de dos meses de antigüedad es necesario para inscribir el domicilio social en la empresa. Asegúrate de que la dirección en la factura coincida exactamente con la que se pretende inscribir.

Inscripción en el Registro Mercantil y Costos Asociados

El paso final incluye inscribir la sociedad en el Registro Mercantil y pagar las tasas y derechos correspondientes. Estos costos, como la Matrícula Mercantil, derechos de registro y matrícula, junto con la inscripción de los libros contables, deben ser satisfechos y renovados anualmente.

Declaración de Inversiones Extranjeras y Pagos al Exterior

Toda inversión procedente del exterior debe ser declarada ante el Banco de la República, al igual que cualquier pago al exterior realizado desde Colombia. Cumplir con esta obligación es esencial para evitar sanciones económicas graves. En el siguiente artículo te explicamos todo sobre impuestos directos en Colombia.

Conclusión Final

Abrir una empresa en Colombia no solo implica los pasos iniciales de constitución, elección del tipo de sociedad y registro legal, sino también un compromiso continuo con las obligaciones tributarias y financieras. Al comprender y cumplir adecuadamente con estos requisitos, tu empresa estará en una posición sólida para prosperar en el dinámico entorno colombiano. Si necesitas ayuda de especialistas, contacta con nosotros y te aseguramos que el camino será mucho más sencillo.



Deja una respuesta