La compañía española, consultora internacional y líder en gestión de filiales de empresas españolas en Latinoamérica, está presente en ocho países.

El director general de Ur Global, Gonzalo Prado, explica cómo ha sido la evolución de la empresa española en estos 20 años en cuanto a la internacionalización: “En 2002, cuando arrancamos, la pyme estaba muy poco internacionalizada. A fecha de hoy está muy familiarizada con lo que es la estructura en destino que le permite una mejor aproximación al mercado. Además, a destacar en la evolución, la gran revolución tecnológica y digital ha generado que aparezcan multitud de empresas nuevas y con modelos de negocio online y de ecommerce que hace pocos años ni si quiera imaginábamos y el flujo de empresas que llegan a Latam no solo no se ha reducido en los últimos años si no que ha aumentado de forma considerable”.

Los principales hitos de Ur Global en estos últimos años han sido la apertura de oficinas en diferentes países de Latam. “Arrancamos en 2002 en México ya que era el mercado de mejor conocíamos y después hemos ido abriendo oficinas a lo largo de los años en Brasil, Colombia, Perú, Chile y Ecuador. También hemos abierto en Portugal ya que es mercado natural para las empresas españolas porque ofrece oportunidades para operar con determinados países de África. Otro hito importante ha sido llevar el BackOffice de la empresa española: la gestión contable, fiscal, legal, laboral, etc. en destino.  Y conservando toda parte del negocio, nos hemos especializado en servicios de mucho valor añadido como son revisiones y auditorías, pacto de socios, resolución de conflictos, asesoría en fiscalidad internacional etc.”, apunta Prado.

La empresa se encuentra inmersa en la actualidad en el plan estratégico 2022/2025. El directivo destaca que han duplicado sus cifras, “cerramos el año pasado con una facturación de doce millones de euros y estimamos alcanzar los dieciocho millones en 2025. Hemos cerrado también con una ebitda de 1,8 millones y en el plan estratégico está previsto duplicarlo en 2025. En estos 20 años hemos estado duplicando ebitda cada cuatro años por lo cual, la cifra de 3,6 que nos hemos fijado para 2025 es muy realista y ello nos va a dar ya un tamaño bastante relevante que nos va a permitir acometer en el siguiente plan estratégico 2026/2029, un crecimiento inorgánico mediante compras de sociedades concretamente en Italia y en Francia que son los próximos objetivos”.



Deja una respuesta